¡¡¡Bienvenido a mi Blog de Historia, espero que disfrutes en él!!! Puedes acceder al resto de mis blogs que seguro que serán de tu interés. ¡¡¡Muchas gracias por tu visita y espero seguir contando contigo!!!

sábado, 7 de septiembre de 2013

La fallida «Operación Reconquista de España»

Guerrilleros maquis cruzando
el Pirineo
A finales  de octubre de 1944, se produjo uno de los acontecimientos más insólitos de la posguerra civil, la invasión del Valle de Arán por más de  tres mil guerrilleros comunistas con la intención de sublevar al pueblo español, derrocar el régimen de Franco y devolverle el Gobierno a Juan Negrín.
La «Operación Reconquista de España» comenzó cuando el 21 de septiembre de 1944, el Estado Mayor de la Agrupación de Guerrilleros le la orden al coronel Vicente López Tovar, jefe de la XV División, para que se haga cargo de la Unidad que se va a constituir para tal fin y establezca su PC —Puesto de Mando— en el Pirineo, informan
do de las medidas adoptadas para ello.
El coronel Tovar a principios
de 1944
La Agrupación de Guerrilleros estaba compuesta por los miembros de la FFI francesa y los de la UNE española. La FFI —Forces Françaises de l’Interieur— estaba formado por el ejército guerrillero gaullista: Armée Secrète, y el ejército guerrillero comunista: Francs-Tireurs et Partisans Français. Por su parte la UNE —Unión Nacional Española—, creada en el seno del Partido Comunista Español para evitar la entrada de España en la II GM tras la invasión de la URSS en 1941, quería aunar a todas las fuerzas antifranquistas para derribar a la dictadura.

La Agrupación de Guerrilleros españoles era el brazo militar de la UNE y, por tanto, del Partido Comunista. La unión con la FFI implicaba la dependencia española del Estado Mayor francés, aun así conservó cierta independencia. La entidad era de un Cuerpo de Ejército, compuesto por nueve divisiones con un total de unos 30.000 partisanos. A una de estas divisiones se la rebautizó como la «204» y se le asignó la ocupación del Valle de Arán.
Al mando de la «204» se designó al coronel Vicente López Tovar, miembro del Partido Comunista y que ya había ejercido el mando de una división durante la guerra civil española. Tovar, conocido como Albert en los medios de resistencia gaullistas, era uno de los jefes guerrilleros con más experiencia militar y de mayor prestigio y por ello fue designado para llevar a cabo la «Operación Reconquista de España».
Suplemento "Anónimos"
de la «204 División»
Según contaba el propio coronel Tovar, para saber a qué atenerse envió a España algunos enlaces para sondear a la población corroborando lo que ya pensaba, que la población no solo no los recibían con los brazos abiertos sino que incluso salía con hachas en la mano enfrentándose a ellos. Pero pese a informar al Estado Mayor de la Agrupación de Guerrilleros, finalmente se le dio la orden por escrito de crear la «204» e invadir el Valle de Arán. En el número de octubre de “Anónimos”, suplemento de Lucha de la 204 División, se felicita a López Tovar por el mando de la división y se publica un editorial que incitaba a la insurrección nacional contra Franco y su Falange.
López Tovar era consciente de las escasas posibilidades de éxito de las que disponía y comenzó por asegurar la retirada de sus hombres antes que emprender el ataque, posicionando a la salida del valle las tropas necesarias para apoyar el repliegue. La «Operación Reconquista de España» dio comienzo el 19 de octubre de 1944 con el objetivo de ocupar el valle de Arán y avanzar sublevando al pueblo. López Tovar veía este avance, sin objetivos definidos, como suicida y preveía una maniobra envolvente del enemigo si se alejaba demasiado de la frontera, así que decidió asegurar las comunicaciones con Francia, establecerse en el valle y no continuar la progresión hasta estar seguro de que la insurrección triunfaba.
Esta operación no podía realizarse sin el consentimiento del Gobierno francés, pero como es natural no se podía producir una aprobación oficial. El coronel Calvetti, jefe de las fuerzas fronterizas francesas, le dijo a López Tovar que tenía orden de no dejarle pasar la frontera, pero, le ofreció apoyo proporcionándole hospitales de campaña en territorio francés, haciéndose así cómplice de la operación.

La incursión guerrillera

Al anochecer del día 19 de octubre, el Estado Mayor de la 204 División penetró en automóvil hasta alcanzar el pueblo de Bossost, ya libre de los guardias civiles que lo defendían, estableciendo en la localidad el Puesto de Mando.
Los efectivos de la «204 División» apenas superaba los 3.000 hombres de los cerca de 30.000 que componían la Agrupación de Guerrilleros.
Mapa de la penetración guerrillera en el Valle de Arán
La incursión de la «204 División» de Guerrilleros se inició en la madrugada del 19 de octubre, pero la operación había sido previamente detectada por el espionaje franquista: desde el 12 de octubre y se habían dado instrucciones a las fuerzas del servicio de fronteras para que extremaran el control y si penetraban grupos de infiltrados aprehenderlos o exterminarlos si ofrecieran resistencia.
La invasión se inició con éxito tanto por el Bajo como por el Alto Arán, sin embargo, hubo algunos puntos donde se desarrolló una fuerte lucha. La «410 Brigada» entró a través del Port de Tavascan y se enfrentó en Las Bordas con segunda compañía del Batallón "Albuera". La  mayor parte de la compañía, sorprendida se rindió pero, una parte de la tropa, más la Guardia civil, siguió luchando. El combate se produjo en la pequeña plaza mayor del pueblo donde resistían un teniente, un sargento varios soldados y guardias civiles. 
La «11 Brigada» penetró por Port de Benasc, hacia el Hospital de Viella, con el fin objetivo de  cerrar el paso al ejército que quisiera entrar en el valle por aquel lugar. 
La «551 Brigada» penetró por Port d'Era Roqueta y se dividió en tres columnas: la primera se dirigió hacía Bausén, pasando por Caneján donde al verlos venir la Guardia Civil huyó hacia el Bosque; la segunda se dirigió hacia Les,  y capturó a 10 guardias civiles y; la tercera pasó por los pasos de Estiuera y Cuma y se dirigió hacía Bosssot, donde la Guardia civil ofreció resistencia en la casa cuartel.
Hasta el día 23 de octubre, fecha en que se detuvo el avance, fueron tomados Bausén, Caneján, Porcingles, Pradell, Lés, el Portillón, Bosost, Arrós, La Bordeta, Arró, Vilamós, Benós, Las Bordas, Aubert, Betlán, Vilach, Mont, Montcorbau, Vilach y Begós.
La actitud de los araneses salvo contadas excepciones se caracterizó por la pasividad e inhibición ya que no se encontraban en condiciones ni morales ni materiales de secundar ningún alzamiento. 
Guerrilleros de la UNE en Bossost en octubre de 1944
La reacción del ejército

Mientras que el Bajo Aran se conquistaba de una manera vertiginosa, en el Alto Aran, ya no fue tan fácil. El intento de ocupar el Alto Arán se vio truncado cuando por el Puerto de la Bonaigua, llegaron los primeros refuerzos del ejército, el 5ª Batallón de Cazadores de Montaña "Barcelona" y también la Legión y Regulares. Los guerrilleros tuvieron que retroceder. 
El General Moscardó
El Coronel López Tovar
Hay que añadir que la presencia en Viella del general Moscardó, capitán general de Cataluña y héroe del Alcázar de Toledo, sirvió como revulsivo de las fuerzas defensoras, y sus peticiones de ayuda fueron inmediatamente cumplidas enviando las unidades que se encontraban más próximas al valle.

La capital Viella, fue hostilizada por las fuerzas guerrilleras des de Vilach  y Pla de Vias. Pero, el coronel Tovar no dio la orden de atacar Viella porque la ciudad estaba fortificada por la guardia civil, y por batallones y compañías del ejército. El general Moscardó había instalado su Puesto de Mando en el Hotel Internacional. Otra razón de Tovar para no atacar Viella fue porqué temía un ataque por la retaguardia por parte de la «42 División» del ejército franquista al mando del general Marzo, que les habría cortado la retirada hacia Francia.
Guerrilleros maquis españoles
Ante esta situación y con los refuerzos del ejército, guardia civil y policía armada que llegaban a sumar más de 30.000 hombres, el coronel Tovar ordenó la retirada, antes de que fuese demasiado tarde, en contra de las órdenes recibidas del Estado Mayor de UNE, con el fin de salvar las vidas de sus hombres. Parte del valle estuvo 11 días bajo control guerrillero hasta el 30 de octubre en que las tropas del ejército llegaron a la frontera por el Pont de Rei y reocupa todos los pueblos.
El valle recuperó la calma y sus gentes fueron premiadas, aunque también se solicitaron los nombres de los que habían colaborado con los guerrilleros maquis.


Factores del fracaso

Los principales factores de este fracaso fueron muchas: las peleas internas y purgas dentro del PCE; la pérdida en Francia del prestigio ganado por los guerrilleros españoles; el ascenso de Santiago Carrillo a la cúpula del PCE y la muerte política de Jesús Monzón, verdadero impulsor de la «Operación Reconquista de España»; la fortaleza del régimen franquista y; el cambio de estrategia en renunciar a más incursiones.
Es de destacar el escaso número de bajas entre los guerrilleros gracias a la ordenada retirada, mandada por López Tovar. 
Partisanos de la Agrupación de Guerrilleros Españoles en 1944

Las cifras más fidedignas de aquella operación, según Aguado es de  32 muertos, 248 heridos y 330 prisioneros en las fuerzas del ejército y guardia civil, mientras que entre los guerrilleros hubo 129 muertos, 588 heridos y 241 prisioneros. Otras fuentes estiman que entre los guerrilleros apenas hubo 21 muertos y unos pocos heridos.
Parece ser que fue Santiago Carrillo quien ordenó la retirada ante la inminencia de un desastre total, ya que las fuerzas de Moscardó y Marzo eran muy superiores. En sus memorias, Carrillo lo relata así:
"A la salida del túnel de Viella estaba esperándonos el general Moscardó con varias decenas de miles de soldados, tanques y artillería; en conjunto una fuerza contra la que no teníamos ninguna posibilidad. Permanecer en el Valle de Arán no hubiera tenido ningún sentido; nos desalojarían fácilmente y avanzar por el túnel de Viella, como pensaban algunos, era meterse de cabeza en una trampa (S. Carrillo, Memorias, 1993).

La frustrada «Operación Reconquista de España» fue el último episodio organizado de resistencia al franquismo. Aunque algunos elementos guerrilleros maquis permanecieron por territorio español hasta aproximadamente 1948, a partir del fallido intento de ocupación del Valle de Arán, Franco no tuvo más oposición a su régimen hasta su muerte en 1975.
Vicente López Tovar en su casa de Francia en 1999
Bibliografía
Martín, E. (1999). “Enviados al Matadero”. La Aventura de la Historia, 13, 21-31.
Junquera, N. (2009). “1944: “Operación Reconquista de España”. Madrid. El País, Edición Impresa.
Martínez de Baños, F. (2003). Maquis y guerrilleros. Zaragoza. Delsan
Moreno, F. (2005). “Huidos, maquis y guerrilla: una década de rebeldía contra la dictadura.  Ayer, 43, 111-137.
Aguado, F. (1975). El maquis en España: su historia. Madrid. San Martín

Vargas, R. “El maquis a Catalunya 1939-1963”.  http://www.sindominio.net/marxa-maquis

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada