¡¡¡Bienvenido a mi Blog de Historia, espero que disfrutes en él!!! Puedes acceder al resto de mis blogs que seguro que serán de tu interés. ¡¡¡Muchas gracias por tu visita y espero seguir contando contigo!!!

domingo, 5 de agosto de 2012

El capitán Malagón y su compañía de enfermos


El 5 de septiembre de 1921 los legionarios habían salido para proteger un convoy que debía aprovisionar la posición de Tizza. Durante todo el camino fueron hostilizados por el enemigo.
Aprovechando que las posiciones habían quedado ahora mermadas de guarnición, los rifeños aprovecharon para atacar Ait Aixa. Primero la bombardearon con el cañón que habían  emplazado en el Gurugú y después se acercaron en masa, abriendo fuego con sus fusiles. La posición iba a caer en manos de la harca, y no había modo de conseguir que recibieran auxilio. En el campamento legionario solo habían quedado los enfermos, los asistentes y los rancheros.

El capitán Malagón, enfermo, ordenó tocar llamada, reunió a los soldados enfermos, a los rancheros, a los conductores, a los heridos leves y a los escribientes y salió en socorro de la posición, ayudado por dos oficiales recién incorporados aquel mismo día y que esperaban el regreso del teniente coronel para que les fuera asignado destino.
Escalaron los peñascos cercanos al Barranco del Lobo y ganaron la posición. Cuando los defensores recibieron el apoyo legionario su moral se reforzó considerablemente y  consiguen rechazar el ataque. El precio había sido caro. El capitán Malagón es herido muy grave de dos balazos y el alférez Cisneros leve; entre la tropa había tenido un muerto y tres heridos.

El sacrificio de Malagón ilustra como pocos el Espíritu de acudir al fuego:

"La Legión, desde el hombre solo hasta La Legión entera, acudirá siempre a donde oiga fuego, de día, de noche, siempre, siempre, aunque no tenga orden para ello".

Ese mismo día La Legión combatió en cuatro frentes: había protegido el convoy a Tizza, había
soportado el hostigamiento en el blocao Mezquita, había defendido el puesto de Ait Aixa y había sufrido el intenso bombardeo enemigo en Sidi Hamed.

Fuentes:
Alfonso Ruiz de Aguirre Bullido: La legión en las Campañas de Marruecos (1921-1927)
Francisco Franco: Marruecos, Diario de una Bandera
Foto: El capitán Malagón herido

No hay comentarios:

Publicar un comentario