¡¡¡Bienvenido a mi Blog de Historia, espero que disfrutes en él!!! Puedes acceder al resto de mis blogs que seguro que serán de tu interés. ¡¡¡Muchas gracias por tu visita y espero seguir contando contigo!!!

viernes, 26 de octubre de 2012

Muestras de crueldad


La crueldad en la Antigüedad era algo que estaba a la orden del día y emperadores, reyes y aquellos quienes ostentaban el poder daban numerosas pruebas de ello. Veamos algunos ejemplos:

Cayo Julio César Germánico, llamado Calígula, sucedió a Tiberio en el año 37 y con ello su tiranía. De carácter inestable y errático, en cierta ocasión en medio de un banquete con cónsules, senadores y personajes importantes, comenzó a reír desaforadamente. Cuando alguien le preguntó a qué se debía aquella risa, Calígula le respondió:
     ¿No crees que es para reírse el pensar que en cualquier momento se me puede ocurrir que os hagan estrangular a todos?
En otra ocasión Calígula ordenó que continuasen torturando a un cómico, caído en desgracia, solo porque sus gritos le hacían gracia. Cuando Calígula besaba el cuello de sus mujeres, los mordía mientras susurraba:
     Tu bonita cabecita caerá cuando yo lo diga…
Calígula murió apuñalado en Roma en el año 41, sólo cuatro años después de su llegada al trono.

Otro de los emperadores más crueles de la historia de Roma fue Lucio Aurelio Cómodo, a pesar de ser el hijo de Marco Aurelio, uno de los emperadores más nobles y sabios. Cómodo ya mostraba su sadismo desde bien joven, así en cierta ocasión, cuando contaba con doce años de edad, se encontraba tomando un baño en las termas de Civitavechia, en el puerto de Roma, notó que el agua estaba poco templada y ordenó que se echase al horno al encargado de mantener la temperatura del baño. Se hubiese cumplido la orden sino llega a ser por que se tutor le engañó echando al horno a un carnero.

Cambises II, rey de Persia e hijo de Ciro el Grande, cuando conquistó  Egipto tuvo conocimiento que uno de los jueces que había puesto para que impartiese justicia en su nombre prevaricaba y se vendía, estando en boca de todos. Para darle un escarmiento y que sirviese de ejemplo para todos mandó que lo desollaran vivo y con su piel mandó hacer una especie de tapete que puso encima de la mesa del tribunal y llamando a su hijo le dijo:
     Sírvate esto de ejemplo y no olvides que lo mismo podría sucederte a ti.

Foto: Busto de Calígula

No hay comentarios:

Publicar un comentario