¡¡¡Bienvenido a mi Blog de Historia, espero que disfrutes en él!!! Puedes acceder al resto de mis blogs que seguro que serán de tu interés. ¡¡¡Muchas gracias por tu visita y espero seguir contando contigo!!!

martes, 5 de octubre de 2010

La leyenda del Trovador de la Aljafería

Pocos son los zaragozanos y aragoneses en general que saben que el origen de la famosísima ópera «Il Trovatore» de Giuseppe Verdi tuvo lugar en el Castillo de la Aljafería de Zaragoza, y más concretamente en el torreón de planta rectangular conocido como Torre del Trovador.

El Palacio de la Aljafería de Zaragoza no sólo es una joya artística de primer orden a nivel español, sino que además en sus estancias se ubica la trama de una de las óperas más famosas de Verdi. La leyenda es una trama completamente inventada que dramatizó el escritor Antonio García Gutiérrez, cuyo texto «El Trovador» cuyo estreno fue el más aplaudido y aclamado en la historia del teatro español. Fue en el teatro del Príncipe, el 1 de marzo de 1836 y que sirvió como base para el libreto de la ópera de Verdi, estrenada en 1853.

La historia, ambientada en el Aragón del siglo XV, cuenta la vida del doncel Manrique de Lara, el cual durante su adolescencia se había cultivado en facetas como el canto o la poesía, o sea que se convirtió en un trovador. Su vida fue de lo más azarosa, ya que por casualidades de la vida fue criado por la gitana Azucena, aunque en la realidad era hijo de un noble zaragozano. Cuando llegó a la juventud se enamoró perdidamente de una joven de la corte de la Aljafería llamada Leonor, de la que también estaba enamorado el Conde de Luna, hermano de Manrique, si bien ambos eran desconocedores de tal circunstancia.

Leonor favorecía los amores con Manrique, de quien estaba enamorada, por lo que el Conde de Luna hizo que ésta fuese encerrada en un convento. Sin embargo, el Trovador la raptó y huyó con ella, así durante un tiempo vivieron juntos y felices, hasta que los encontraron y fueron castigados. Así, el doncel Manrique de Lara fue encerrado en el Torreón de la Aljafería, al que ha dado nombre, y Leonor se suicidó envenenándose ante tal desgracia.

Esta es la historia del nombre de la Torre del Trovador del Palacio de la Aljafería y de cómo un relato popular fue el inspirador de una de las óperas más famosas de la historia.

Foto: Torre del Trovador del Palacio de la Aljafería de Zaragoza.

1 comentario:

  1. Preciosa historia.
    Que ilusión me hace saber que nuestra hermosa Aljafería sirviera de musa inspiradora de una ópera tan famosa.

    Arwen

    ResponderEliminar