¡¡¡Bienvenido a mi Blog de Historia, espero que disfrutes en él!!! Puedes acceder al resto de mis blogs que seguro que serán de tu interés. ¡¡¡Muchas gracias por tu visita y espero seguir contando contigo!!!

viernes, 25 de febrero de 2011

Las mentiras del nacionalismo catalán (I)

Hoy voy a comenzar una pequeña serie de artículos dedicados a las mentiras del nacionalismo catalán, ya que como historiador cada vez que oigo una aseverqación de este tipo me silban los oídos. Me parece una postura muy fácil y ventajista por parte de los políticos nacionalistas catalanes que pretendan inventarse una historia que no tienen, unos símbolos que no les pertenecen y que además quieran hacer creer a todos de su veracidad gracias a la posición privilegiada que ostentan con el dinero de todos los «españoles».

La verdad es que me da completamente igual lo que piensen y lo que hagan, que se lo crean de verdad o no se lo crean en absoluto, que les aguanten sus votantes ellos sabrán, pero cuando quieren contar la historia como les hubiese gustado que fuera en lugar de cómo fue, eso es otra cosa, que pretendan adoctrinar a los jóvenes con unos hechos que no existieron dice muy poco a su favor.

El primero al que me referiré es el mito de la famosa bandera de las cuatro barras que comparten Aragón, Valencia, Baleares y Cataluña, y en contra de lo que creen no es catalana.

A pesar de que Rovira i Virgili, Presidente del Parlamento de Cataluña en el exilio entre 1940 y 1949, dijera que: "La Unió catalano-aragonesa adoptà l'enseya catalana de les quatre barres vermelles". Esto es totalmente falso. El origen de la bandera es aragonés ya que representaba a la Casa Real de Aragón y el primer rey en usarla fue Alfonso II el casto. La famosa leyenda de que su creador fue Wifredo el velloso es todavía más inverosímil. Hasta la unión con Aragón el emblema de los condes de Barcelona era precisamente la Cruz de San Jorge —una cruz en gules sobre campo de plata—, casualmente como Castilla.

Los autores catalanes del medievo, entre ellos Muntaner, describen a la bandera cuatribarrada como «la senyal real d'Aragó», nunca dijeron que fuese «l'escut» de Catalunya como sostienen los nacionalistas.

Se pongan como se pongan los nacionalistas nunca hubo ningún rey catalán ni existió ningún Estado catalán, por lo menos en España, los reyes fueron los reyes de Aragón y al Reino de Aragón es al que perteneció el Condado de Barcelona que, además, no representaba a la Cataluña actual ya que entonces estaba formado por más condados dependientes que la extensión que tiene actualmente

Pero lo más importante es que de la bandera cuatribarrada tiene su origen la bandera de España. La bandera de la Marina Real, al inicio del reinado de Carlos III, era de color blanco y éste rey la cambió por otra que se distinguiese mejor en altamar, se pensó en la del reino de Aragón, pero como tenía las barras muy estrechas y no se distinguían bien, se ensancharon las franjas y la amarilla se hizo doble que las rojas.

Foto: Escudo de Armas, de gran solemnidad, del rey Pedro IV de Aragón, que portaba un casco, la corona real encima y para rematar un gran dragón con las alas desplegadas y las fauces abiertas. Un paño de color azul oscuro con la cruz de Iñigo Arista cubría los laterales y la trasera del yelmo. Además portaba una larga túnica con la cuatribarrada aragonesa.

4 comentarios:

  1. Saludos Juan Andrés, hacía tiempo que te leía, pero al final me he decidio a hacerme seguidora fija. Por supuesto, yo sólo soy una aficionada de la historia, gracias a que a mi padre le entusiasmaba. Recuerdo que siempre nos decía que para saber quienes somos y lo que queremos ser nunca hay que olvidar el pasado. Para aprender y para mejorar. Espero aprender muchas cosas de tí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me alegro muchísimo que me sigas y te hagas lectora asidua del blog. Espero que sigas conmigo mucho tiempo y ya sabes que está abierto a cualquier sugerencia o colaboración que quieras realizar. Muchas gracias de nuevo y comentarios como el tuyo me animan a seguir adelante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. be water, my friend4 de febrero de 2012, 12:43

    Hastiado ya de tanta manipulación de la historia por personas que no puedo llegar a imaginar que clase de odio les lleva a omitir siglos del legado que nos dejaron nuestros antepasados. ¿Con esas informaciones parciales pretenden seguir conviviendo? ¿No os dais cuenta que tanto odio, cada vez se genera más sentimiento de ruptura? Abrid los ojos a la pluralidad y a la tolerancia y las cosas irán mejor. Las rigidez de ideas como todo en la vida, sólo genera que las cosas se rompan. Vive y deja vivir. Fluye como el agua...

    ResponderEliminar
  4. Creo que los primeros que deben dar imagen de tolerancia son aquellos que mutilan los hechos históricos en beneficio de sus intereses. La Historia ya está escrita, para bien o para mal, y mal hacemos con intentar cambiarla. Una cosa es la interpretación y otra muy distinta la mutilación o modificación que pretende dar una visión partidista y sectaria........ en fin supongo que en eso no estaremos de acuerdo....pero es así. Saludos.

    ResponderEliminar