¡¡¡Bienvenido a mi Blog de Historia, espero que disfrutes en él!!! Puedes acceder al resto de mis blogs que seguro que serán de tu interés. ¡¡¡Muchas gracias por tu visita y espero seguir contando contigo!!!

domingo, 13 de febrero de 2011

Tutmosis III, el Napoleón egipcio.

Tutmosis III fue el sexto faraón de la XVIII dinastía de Egipto nació en el año 1504 a.C. en Tebas (Uaset), actual Luxor fruto de las relaciones del faraón Tutmosis II y una concubina llamada Isis. Al morir su padre, el faraón Tutmosis II, su esposa y hermanastra Hatshepsut asumió la regencia ya que nuevo faraón era muy joven para gobernar. Pero la reina no se conformó con la regencia y se autoproclamó faraón gobernando Egipto durante veinte años. En este tiempo el joven Tutmosis contrae matrimonio con Nefrure, hija primogénita de Hatshepsut.

A la muerte de la reina en el 1843, Tutmosis III pudo por fin asumir su papel de único faraón y lo hizo de tal manera que cambió el curso de la historia de Egipto, llevando a su país a cimas de poder y extensión nunca más sobrepasadas por ningún otro faraón. Es considerado junto a Ramsés II el mayor constructor de la civilización egipcia, además de haber sido un auténtico mecenas de la artes.

Su actividad en Nubia y Egipto dio lugar a más de 50 emplazamientos arqueológicos diferenciados, destacando la erección de obeliscos en los templos de Karnak y Heliópolis, hoy días desplazados a ciudades como Nueva York, Londres, Estambul y Roma. En esta última, en la plaza de San Juan de Letrán, se alza el mayor obelisco construido por el faraón, siendo el más grande de la historia de Egipto.

Al comenzar su reinado, la situación en Asia era grave, pues los mitannios habían formado una gran coalición aprovechando la pasividad de Hatshepsut. El faraón organizó diecisiete expediciones a Asia, que han quedado relatadas en los muros del templo de Amón en Karnak, en el llamado «Muro de los Anales», para abatir el poder de los mitannios, quien al terminar las campañas había obtenido una reputación considerable así sus provincias de Asia le enviaban tributos regularmente y los Estados vecinos le mandaban frecuentes regalos en busca de su amistad.

Tras un reinado de 54 años, el tercero más largo de la historia egipcia, el «Napoleón egipcio» falleció legando a su hijo Amenhotep o Amenofis II un Estado, un Ejército y un Imperio en la cumbre de su apogeo. Amenofis que había sido asociado al trono un año antes de morir su padre, continuó su política y derrotó a los príncipes sirios sublevados a la muerte de Tutmosis III.

Foto: Estatua del faraón Tutmosis III. Museo Egipcio de El Cairo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario