¡¡¡Bienvenido a mi Blog de Historia, espero que disfrutes en él!!! Puedes acceder al resto de mis blogs que seguro que serán de tu interés. ¡¡¡Muchas gracias por tu visita y espero seguir contando contigo!!!

martes, 12 de abril de 2011

El Valbanera, la trágica historia de un naufragio

En 1919 se produjo uno de los episodios más tristes de la historia de la emigración canaria a tierras americanas, el naufragio del Valbanera, en el que perdieron la vida 488 personas, emigrantes canarios en su inmensa mayoría. Esta es su historia.

El Valbanera era un buque que hacía la ruta desde Barcelona hasta Nueva Orleans, pasando por San Juan de Puerto Rico y La Habana. Construido en 1906, en los astilleros de Glasgow, Connell&Co, tenía unas dimensiones considerables: 132 metros de eslora y con un casco de acero de 5.099 toneladas, alcanzaba una velocidad de crucero de 12 nudos y tenía capacidad para transportar unos 1.200 pasajeros, incluida la tripulación y era uno de los barcos insignia de la Naviera Pinillos Izquierdo y Cía.

El 10 de agosto de 1919 zarpó del puerto de Barcelona, al mando del capitán Ramón Martín Cordero y, tras hacer escala en Valencia, en Málaga y en Cádiz, llega al puerto de Las Palmas de Gran Canaria el día 17 de agosto y el día 19 del mismo mes al puerto de Santa Cruz de la Palma, último puerto español antes comenzar la travesía del Atlántico y donde se completaría el pasaje rumbo a tierras americanas. La prensa local había dado la noticia de la llegada del buque a tierras canarias, como expresó el periódico tinerfeño, La Prensa en su edición del 24 de junio de 1919:

"El moderno y rápido vapor de dos hélices y ocho, mil toneladas Valbanera, pasará por este puerto con destino a los de Santiago de Cuba y Habana en la primera quincena de Julio próximo, admitiendo pasajeros y carga, debiendo dirigirse las solicitudes de hueco con la oportunidad debida, al agente de la Compañía en esta Plaza".

Cuando partió de Santa Cruz de La Palma, el Valbanera tenía a bordo a 1142 pasajeros y 88 tripulantes. Se dice que al zarpar del puerto palmero, el Valbanera perdió un ancla en una brusca maniobra y este hecho fue considerado por la tripulación como un mal presagio. El buque cruzó el Atlántico sin sobresaltos y, tras hacer escala en San Juan de Puerto Rico, llegó a Santiago de Cuba donde desembarcan 742 de los pasajeros, aunque la gran mayoría de ellos tenía el billete pagado hasta La Habana, hecho que les salvó la vida. Nada hacía presagiar el destino del Valbanera y es a partir de aquí cuando verdaderamente empieza el misterio de su naufragio.

El 5 de septiembre, el Valbanera zarpa de Santiago de Cuba hacia La Habana con 488 personas a bordo. El capitán Ramón Martín Cordero, marinero experimentado, no presagiaba lo que iba a suceder. Se levantó un terrible viento huracanado que pilló de lleno al Valbanera. El día 9 de septiembre, desde el Castillo del Morro y desde el Montevideo, buque atracado en el puerto de La Habana, se distinguen unas luces de barco haciendo señales mediante morse solicitando un práctico. Al estar el puerto cerrado por el temporal, el capitán del Valbanera comunica que intentará capear el temporal hasta que amaine. A partir de aquí se pierde toda comunicación con el buque.

Fianalmente, el 19 de septiembre son localizados los restos del Valbanera por un guardacostas norteamericano en Half Moon Shoal. Debió perder la antena de telegrafía con el temporal y por eso no pudo emitir ninguna señal de socorro. Sólo asomaban por la superficie los pescantes de babor de la toldilla de popa y el mástil de popa. El buque se encontraba a 12 metros de profundidad reposando sobre su costado de estribor. No había ninguna señal de los 488 pasajeros y tripulantes que se habían hundido con el barco. Los restos del Valbanera son aún visibles cuando baja la marea en el extremo oriental de los Cayos de la Florida.

Muchas son las incógnitas que rodean este suceso: ¿Se trataba realmente del Valbanera quién emitió las señales en código morse?, si fue así, ¿Porqué no se adentró mar adentro hasta que amainase el temporal, como se le indicó?, ¿Porqué las señales captadas por la estación de Key West y un cazasubmarinos norteamericano son contradictorias?, ¿Porqué se bajó la mayoría del pasaje en Santiago de Cuba sin llegar a su destino final?, ¿Se hizo lo necesario para socorrer a los naufragas? ¿Estaba el Valbanera predestinado por los precedentes anteriores?.

Es difícil de saber las respuestas. El investigador palmero Juan Carlos Díaz Lorenzo en su obra “Valbanera: viaje a la eternidad” trata de encontrarlas.

Foto: Imagen los restos del Valbanera y panfleto de promoción del viaje de la Naviera Pinillos Izquierdo y Cía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario