¡¡¡Bienvenido a mi Blog de Historia, espero que disfrutes en él!!! Puedes acceder al resto de mis blogs que seguro que serán de tu interés. ¡¡¡Muchas gracias por tu visita y espero seguir contando contigo!!!

miércoles, 22 de septiembre de 2010

La bruja Achiké

En ciertas zonas del Perú existen las leyendas y los mitos sobre las conocidas brujas devoradoras de niños. Estos relatos son propicios a la pobreza de la zona, en la cual unos padres abandonan a sus hijos porque no pueden mantenerlos y éstos se cruzan en el camino de las brujas que terminan devorando a los niños.

Estas brujas cambian de nombre en función del lugar en que se realice el relato. El que os pongo a continuación es el de Achiké, bruja andina de origen quechua que, según cuentan, se peleó con Dios y se hizo su enemiga. Ahí comenzó su leyenda.

“Se dice que dos niños (un niño y una niña) fueron abandonados en el bosque por sus padres porque no tenían nada que darles de comer.

Adentrándose en lo profundo del bosque se encontraron con una anciana que les convenció para que entraran en su casa, prometiéndoles una rica comida. La anciana envió al niño a buscar agua para cocinar unas patatas y cuando regresó, Achiké en lugar de patatas le dio a comer piedras calientes en lugar de patatas sancochadas (termino andino muy popular que significa patatas a medio cocinar y sin sazonar). A continuación, la malvada Achiké devoró al niño.

Más tarde, la niña cogió los huesos de su hermano y logro escapar. Achiké persiguió a la asustada niña hasta que la diosa Teeta MaTuco le lanzó una cuerda desde el cielo, por el que la niña trepó hasta ella. Teeta MaTuco reconstruyó, con los huesos, a su hermano.

Achiké quiso trepar también por la cuerda, pero un ratón cortó la cuerda, royéndola con sus dientes, y la malvada bruja cayó al tiempo que gritaba: “¡A la pampa, sobre la pampa!”.

La bruja cayó sobre unas piedras y la leyenda dice que de su sangre, nacieron por primera vez las zarzamoras, mientras que de su vestido rojo surgieron las plantas espinosas que crecen en todos los lugares donde es imposible cultivar nada”.

Esta es una de las leyendas de la bruja devoradora Achiké, la enemiga de Dios, portadora de los valores de infertilidad.

Foto: Dibujo de la bruja Achiké realizado por el artista gráfico Nebver Sanmartín Herrera para un Cuento de Colchado Lucio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario